Sigo con vida

¡Hola a todos!

Desde hace ya bastante tiempo abandone este blog debido a motivos personales, me disculpo por la repentina desaparición,  sin embargo comentarles que mi pasión por este mundillo sigue intacta y más grande que nunca.

Gracias a todos por seguirme durante tanto tiempo, quien sabe, tal vez mas adelante  retome este proyecto.

Por lo pronto, si desean seguir en contacto conmigo pueden agregarme en Steam: Zaramie

o seguirme en mi canal de Youtube:

https://www.youtube.com/user/zaramypulgar

zaram

¡HASTA PRONTO!

– Zaram

Strike Witches: Las Primeras Impresiones Engañan

No por nada es muy bien conocido aquel refran  que dice “no juzgues un libro por su cubierta” . Tomese un par de minutos y piense un momento en lo siguiente: ¿Cuántas veces se ha quedado con la primera impresión que alguien ó algo le deja? no siempre, ¿verdad?

Pues bien, ha pasado lo mismo conmigo y Strike Witches. Desde el momento en el que escribí aquella breve impresión me hice el compromiso de ver la serie completa solo por la necesidad de confirmar lo que había dicho en primera instancia  mas que todo para no sentirme un bocón mas de los que tanto pupulan por ahí, vamos, sentir tranquilidad de conciencia.

¡Pero de eso hace ya 2 años! Sí, me tome un buen tiempo. Cuando escribo algo en este blog es probable que lleve planeándolo un buen tiempo, pocas son las cosas que aparecen de imprevisto y so a eso le sumamos la eternidad que me tomo ver los primeros episodios que a mi pesar fueron todo un viacrucis. ¿No que las primeras impresiones engañaban? ¡Sí!, AÚN pienso que Strike Witches es fanservice descarado, una serie de fetiches apilados con un concepto de lo mas de absurdo, pero que debo reconocer: altamente trabajado. Sólo hace falta investigar un poco para darse cuenta de la muy bizarra y curiosa reinterpretación hecha de lo que fue el mundo años atrás y únicamente por ese merito le doy a Strike Witches mi aprobación.

Blassreiter: Se Repite la Profecía

Blassreiter es otra de las tantas cosas que tiempo atrás estuve comentando y a la que nunca le di unas palabras finales, bien recuerdo el porqué.

Blassreiter junto a Strike Witches y Tower of Druaga fueron una iniciativa por parte de Gonzo que pretendía transmitir sus capítulos en sitios de streaming como Youtube a la vez que estos salían al aire con intenciones de combatir al fansubing moderno y como forma de distribución digital. Personalmente me parecía una buena propuesta y la estuve apoyando al blogear algunas de esas series semana a semana, hasta que cierto día sin previo aviso, se removieron todos los capítulos de estos sitios (supongo que por razones de licencia) y me quede sin terminar de mirar el resto de episodios porque desafortunadamente Blassreiter sufre de lo que bien podría llamarse Síndrome de Gonzo.

¿Qué es el Síndrome de Gonzo? Mas que una síndrome es como una formula matemática que casi siempre se cumple, todo lo que hace Gonzo o es muy bueno o terriblemente malo, y es que hay cosas con tanto potencial en Blassreiter y otras que son tan malas que duele reconocerlo. Sigo creyendo que de haber usado una animación más tradicional o de haber sido completamente en CG Blassreiter se habría convertido en algo muchísimo mejor, ¡pero bueno! la vida sigue.

y ahora que lo pienso… ¿No estaba Gonzo en quiebra? hah.

Toradora!: Comentarios Finales

Concluyendo otra de las series que tenía pendientes por comentar: Toradora!

En un principio me pareció que la segunda mitad se paso de dramática en contraste con la agradable y simple comedia escolar que nos venian contando en la primera parte, pero fue nada mas una impresión pasajera. Luego de una segunda repasada me quede muy satisfecho y no le cambiaria nada a la serie, ojo, no digo que haya sido perfecto, pero para lo que es el género comedia-romance escolar está muy bien.

y bueno, también estaba Yui Horie como Minori y su voz, literalmente un orgasmo sonoro.

Kyouran Kazoku Nikki 16-26 -final-

Le toca el turno a otra serie que tenía pendiente, debo decir que hace mucho la termine de ver pero nunca me tome la molestia de escribir unas palabras conclusorias probablemente por pereza, falta de ganas o tiempo , que se yo.

En su segunda parte Kyouran Kazoku Nikki decae. Hubo un par de capítulos que se me hicieron bastante aburridillos (en comparación con algunos de la primera parte) porque no hubo episodio en el que cuando menos estuviese sonriendo de boca a boca.

No le haría feo a otra temporada, de hecho, la recibiría con brazos abiertos. Kyouka, la mariposa eléctrica y la loli lo valen.

FMA brotherhood 02-56

Hace algo más de un año hablaba entusiasmadamente de la nueva adaptación de Full Metal Alchemist al anime, si la memoria no me falla deje de seguirlo una temporada por perdida de interés y por otras ocupaciones, pero hay tonto de mi; no hace mucho tuve la oportunidad de retomar la serie por recomendación de un amigo y debo confesar que me sorprendió gratamente.

Había dejado aparcada la serie por el episodio 8 porque hasta ese momento parecía solo un refrito y sin embargo unos capítulos más tarde las cosas dan un giro bastante radical para bien convirtiendose en una solida adaptación de la que me atrevo a decir que es mejor que la primera, aunque eso ya es cosa de gustos.

¿Lo que más me agrada? Probablemente los openings. Los encuentro dinamicos y llenos de sentimiento, ademas soy un sucker por ellos desde la primera adaptación.

Angel Beats! 01-04

De la mano de Jun Maeda(KEY) nos llega este ambiciosísimo proyecto que pretende crear un nuevo hito en la industria y que ha gozado de una difusión bastante amplia hasta tal punto que son pocas las personas involucradas en este mundillo del anime que no hayan escuchado el nombre.

Angel Beats! Se desarrolla en la vida después de la muerte. Otonashi, un chico sin memorias despierta súbitamente en “el otro mundo” , allí conoce a Yuri, una chica quien le invita a unirse al SSS, institución que se rebela contra Dios para defender su “existencia” en una especie de pseudo-purgatorio escolar.

Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.